Raúl Masó Gisbert nació en el año 1986, en la ciudad de Dénia (Alicante).

Colegiado anteriormente en el Ilustre Colegio de Abogados de Alcoy (núm. 861) y actualmente en el Ilustre Colegio de Abogados de Valencia (núm. 17.707). Cursó el Máster en Práctica Jurídica y Ejercicio de la Abogacía, homologado por el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid y Alcoy y desde 2013 ejerce como Mediador tras finalizar el Curso de Experto en Mediación Civil y Mercantil, habiendo actualizado la formación en Julio 2017 en el CEU San Pablo de Madrid, estando habilitado para el ejercicio de la mediación y constando inscrito en el Registro de Mediadores del Ministerio de Justicia del Gobierno de España.

Desde Mayo 2014,  cuenta con su propio despacho, especializado en Familia (divorcios y separaciones de mutuo acuerdo o contencioso), Sucesiones (herencias), Contratación (alquileres y compraventa); Mediación y negociaciones, y que desde este momento se pone a su servicio para cualquier tipo de asesoramiento o procedimiento legal.

Durante Marzo 2013 y Abril 2014, fue Abogado en el bufete multidisciplinar Sastre Juristas Asociados, sito en Dénia (Alicante). Su ámbito de actuación estaba enfocado a los casos de Derecho Civil, Penal, Contratación y Administrativo y que desarrolló satisfactoriamente, llevando también negociaciones con resultados positivos para los clientes. (Carta de recomendación de D. Agustín Ferrer Peiró, Socio de Sastre Juristas Asociados, S.L.P)

Anteriormente en 2010, también estuvo colaborando en el Bufete Deiuris Abogados (Valencia)  donde asumió la responsabilidad propia del letrado con la redacción de demandas, querellas, recursos de reposición, de alzada, de queja, instando procesos monitorios, reclamaciones de cobros indebidos, escritos de solicitud de archivo, etc. (Carta de recomendación de D. Benjamín Prieto, Socio del Bufete Deiuris Abogados)

En el Centro de Inserción Social Torrespioca (Prisión de Picassent), fue el responsable de la Asesoría Jurídica donde tenía una consultoría legal a disposición de los internos del centro. Allí los temas más recurridos por parte de quienes acudían para asesosarse o solicitar su actuación versaban, principalmente, sobre materia de Derecho Penal y Penitenciario, aunque también se planteaban cuestiones Civiles y Laborales. Su actuación consistía en la redacción de escritos en nombre de los internos para solicitar permisos de salida, recursos a la Direccion General de Instituciones Penitenciarias solicitando la adopción de medidas de control telemáticas, o escritos a la Junta de Tratamiento del propio Centro Penitenciario, entre otros. Pero no sólo se encargaba de sus escritos, sino también de asesorar en lo que se refiere a posibles cambios en la conducta de los internos, haciendo ver que un cambio de actitud podría facilitar el cambio de grado dentro de prisión, favoreciendo los permisos de salida incluso el cambio de régimen de cerrado a semi-abierto. (Carta de recomendación de D. Santiago Leganés Gómez, Director del Centro de Inserción Social Torrespioca – Picassent)